El canal de Youtube que me salvó de la rutina

Los ultimos tres meses he estado en “modo automático”. Casi no he estado presente en las redes sociales y me he inmerso bastante en mi rutina. Entre trabajo, estudios, ser ama de casa e intentar ir al gimnasio (intentar), no he tenido mucho tiempo y en el fondo acepto que eso era precisamente lo que buscaba. No quería pensar ni sentir cosas que de vez en cuando me atormentan, fantasmas del pasado y demonios internos, los cuales todos tenemos.

Pero una noche al llegar a casa, luego de un día pesado y de aguantar impertinencias de mis jefes, me derrumbé. Estaba cansada, en todos los aspectos posibles, pero sobre todo agotada mentalmente. De repente, sentí que necesitaba un descanso, pero uno de verdad, alejada de todo. Evidentemente eso no iba a ser posible porque apenas era miércoles. Creo que llorar de cansancio es algo que nos ha pasado a casi todos y es una sensación terrible. Sientes que la vida se te va en trabajar, en caminar siempre apurado, en no poder a veces ni siquiera comer tranquilo porque vives constantemente viendo el reloj. La vida en una gran Capital como Buenos Aires puede ser dura, acelerada: es la autentica jungla de cemento en la que hay días en que hasta el aire se siente pesado.

No me malinterpreten, yo estoy enamorada de esta ciudad, es maravillosa. Está llena de gente increíble de todas partes del mundo, de cultura, historia, etc. Pero las grandes ciudades pueden llegar a desgastarte y tu lado mas humano siempre va a necesitar estar en contacto con la naturaleza, con el silencio, con dormir sin el ruido de los camiones de basura, las bocinas de los autobuses y la contaminación lumínica.

No me sorprende que esta ciudad esté llena de personas que acuden al psicólogo. Casi siempre escucho a alguien en la calle hablando de cómo le está yendo con su terapeuta y eso da para preocuparse. ¿Qué está pasando? Una vez conversando con una compañera de trabajo que es promotora de una marca de belleza (para los que no sepan, trabajo en una cadena de Farmacias en el atea de dermocosmetica y perfumería), me comentaba que hubo una época en la que se le caía el cabello porque sólo dormía cuatro horas al día entre trabajar, ser madre, esposa, etc. Otra amiga tuvo que ir al doctor a que le recetaran un medicamento porque se estaba enfermando del estrés y sólo tiene mi edad: 23 años. Nada de eso está bien y supongo que hay personas estudiando el problema e intentando buscar una solución a nivel macro, pero mientras eso ocurre, cada día hay mas personas con depresión, insomnio, estrés, ansiedad…

Mi problema es que no paro de pensar. Pienso demasiado en lo que no hice, lo que tengo que hacer y lo que deseo para el futuro. Hay veces en los que estoy concentrada haciendo algo y me pregunto: ¿para que estoy haciendo todo esto? ¿hacia donde voy? ¿cual es el propósito?

Pero un día en medio de esa pensadera, navegando por Internet, descubrí este canal en Youtube que me ha devuelto un poco la vida y que me ha hecho volver a creer que todos merecemos vivir como nos apetezca. Se llama “Sailing La Vagabonde”. Trata sobre una pareja australiana que navega por el mundo en un catamaran y graban sus aventuras: desde descubrir la belleza de las islas griegas hasta cruzar el océano Atlántico por mas de dos semanas hasta llegar al Mar Caribe. Riley y Elayna nos invitan a presenciar paisajes maravillosos al rededor del mundo y a descubrir otro estilo de vida.  Antes de que pienses que tienen mucho dinero y que así es muy fácil poder vivir de esa forma, cabe mencionar que sus ingresos vienen de Youtube y de donaciones que les hacen usuarios de todas partes. De hecho, el primer bote que tuvieron lo pudo comprar Riley en una ganga y el segundo (que tienen ahora) se los patrocinó una empresa luego de que agarrasen fama en el mundo de la navegación. Sus pertenencias son contadas y pescan su propia comida para ahorrar dinero. Esa es la belleza de “Sailing La Vagabonde” que no está llena de excentricidades ni lujos, solo son dos personas disfrutando de la naturaleza, de leer un buen libro, de tomar una copa de vino viendo un atardecer y de tener ansias sobre cual será el siguiente lugar que van a descubrir, a quienes van a conocer, de qué culturas nuevas podrán enriquecerse. Por cierto, hace algunos años visitaron el Archipiélago de Los Roques en Venezuela y documentaron todo en una serie de vídeos. Acá abajo te dejo el primero por si deseas verlo (ingles requerido)

Aunque si deseas conocer realmente quienes son y ver sus aventuras desde el principio, te sugiero que vayas al primer capitulo (los primeros seis están subtitulados en español).

Ver sus vídeos al llegar a casa se ha convertido en un alivio para mí y me han enseñado a querer rodearme de cosas más positivas que me hagan reír y soñar en grande. También he aprendido que la vida no debería ser solo trabajar y hacer diligencias, sino disfrutarla y encontrarnos con nosotros mismos y lo que nos hace felices. Si puedes combinar todo, mejor. Pero evidentemente para hacerlo debes ser tu propio jefe y trabajar en algo que ames tanto que no se sienta como un trabajo sino como una oportunidad de superarte cada día y encontrar eso, no es fácil, pero tampoco imposible. También debes ser valiente, porque desde que nacemos la sociedad nos va empujando a seguir una especie de libreto paso a paso sobre como deberíamos vivir. Ver a una pareja que se sale completamente de ese sistema es liberador, es una bocanada de aire fresco porque te hace comprender que no nacemos para seguir un guión, sino para ser libres.

Por ahora, debo seguir haciendo lo que estoy haciendo y me va bastante bien pero, en algún momento, quiero que  mi vida sea una constante aventura sin estar atada a un sitio, viajando por el mundo y viviendo la vida simple pero extraordinaria. Para eso aun falta mucho pero siento que voy en el camino correcto.

 

 

You may also like

3 comentarios

  1. Muy buen escrito, tenías tiempo sin hacerlo. Siempre habrá algo en la tele que nos distraerá de nuestras preocupaciones diárias. Hoy día me refugio en la NBA y mi equipo preferido (no lo revelo por vergüenza). En los días aciágos del paro y expectativas frustradas de un cambio favorable para el país, encontraba tranquilidad viendo ER. No soy fan de YouTube pero procuraré seguir tu recomendación de estos viajeros despreocupados.

  2. Hola Ale!! Te sigo y leo desde hace un tiempo. Me encanta tu contenido y la manera en la que escribes. Me pregunto si compartirías tips sobre como distribuyes tu tiempo entre estudiar, trabajar, ocuparte de tu hogar y pasar tiempo con tu pareja puesto que me encuentro en una situación donde quisiera aprender a balancear todo eso y la verdad es que veo que tu lo haces muy bien, y te admiro por eso. Un beso grande!

    1. Hola, Laura. Gracias por escribir, lo aprecio mucho. Pues te confieso que hay dias en los que me quiero arrancar los pelos jaja, pero lo que me ha servido es tener una agenda, a la antigua, de papel. En las noches, antes de acostarme anoto todo lo que haré al dia siguiente o lo que haré en la semana. La llevo siempre conmigo en mi cartera o en mi mochila. Trata de anotar lo que debes hacer en un dia por orden y luego vas tachando. Eso por un lado. Ten un dia libre a la semana en la que puedas dedicarte completamente a tu pareja, sin distracciones o telefono celulares. De resto, café y paciencia. Mucha suerte en todo, un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *