Mis primeros cinco meses en Buenos Aires

Han pasado meses desde la última vez que escribí en mi antiguo Blog. Básicamente era igual que este, pero con otro dominio. Lo que ocurrió fue que por no pagar el hosting me cerraron la página y perdí mis artículos con sus respectivos comentarios y views. Una pena. Pero al menos respaldé lo que pude y aquí estoy de nuevo, escribiendo chácharas en Internet.

Muchas cosas han pasado desde la última vez que escribí. Ahora vivo en Buenos Aires con Andrés, mi novio, el cual por cierto creo que está a punto de dejarme porque me olvido de ponerle la tapa a la crema dental o uso su laptop y la dejo descargada, soy un desastre, lo sé, pero esa es otra historia para después. La decisión de vivir aquí no fue fácil de tomar, de hecho, emigrar nunca lo es y todo fue algo apresurado, pero por primera vez siento que estoy en el lugar correcto y mi vida está finalmente encaminada a pesar de los desafíos a los que me enfrento a diario.

Andrés es Ingeniero Electrónico y está trabajando como programador en una empresa bastante chévere. Yo estoy estudiando en la Universidad de Buenos Aires y trabajando como freelance o eso intento, además de tener mis ahorros que me traje de Venezuela. El problema es que es difícil encontrar un trabajo que no interfiera con tu horario de estudios y que además esté bien remunerado (o al menos sea decente) pero justo hace unos días me acaba de llegar mi DNI, así que espero que eso suba mi nivel de oportunidades laborales.

En general, la vida en pareja no está mal, nos estamos adaptando bastante bien a pesar de que ambos estamos conscientes de que somos muy jóvenes para vivir juntos y que si hubiéramos tenido otra opción la hubiéramos tomado. No quiere decir que no nos amemos, pero, a ver, él tiene 25 años y yo 22 (y aun no me he graduado). Lo que ocurre es que no tuvimos elección, Venezuela nos empujó a esta circunstancia, pero pa’ lante. ¿Quién dijo miedo?

Por ahora vivimos en una habitación en una Residencia (eufemismo de Hostal) en Recoleta. Lo bueno: tiene su baño y un balcón con una vista muy bonita. Lo malo: no tenemos privacidad y nos han robado comida de la nevera varias veces. Tampoco tenemos lavadora y hemos pasado algo de frío porque estamos entrando en invierno y la habitación no traía calefacción. Al principio me lo tomé con buen humor, así que aprovechaba para ponerle mis pies fríos de white walker en la espalda a Andrés y hacerlo reír. Luego la cosa pasó a ser una tortura en las mañanas. La buena noticia es que hace una semana compré una calefacción portátil por $550 ARS y estamos satisfechos. Oh sí, no más culito frío, baby.

Aun no nos hemos mudado porque conseguir apartamento en Buenos Aires (sin garantía inmobiliaria) es más difícil que tener 35 años y conseguir marido. He ido a ver varios departamentos tipo estudio (acá le dicen mono ambiente), pero o son excesivamente costosos o piden unos requisitos absurdos. Así que la búsqueda continua…

La Ciudad

Buenos Aires es una ciudad preciosa, llena de librerías y cafés en cada esquina. Sientes la cultura, la arquitectura y el arte cada vez que sales a la calle. Por ejemplo, vivo prácticamente en frente de la que es considerada la segunda librería más hermosa del mundo, “El Ateneo Grand Splendid”. La cantidad de libros clásicos, pero también de los últimos Best Sellers es impresionante y la mejor parte es que puedes quedarte todo el tiempo que desees allí leyendo, eso sí, hay que cuidar los libros y siempre habrá alguien con uniforme vigilándote.

Ateneo Grand Splendid

En general, todo me encanta, siempre hay algo diferente que hacer, un lugar por descubrir o algún restaurante nuevo que probar. Y hablando de comida, esta no está nada mal. Al principio me parecía algo simple, es decir, entiéndanme: vengo de un país donde existen empanadas rellenas de cazón y cachapas cubiertas de queso y cochino frito. Estoy acostumbrada a una cantidad de sabores explosivos, todos al mismo tiempo.

Acá, por ejemplo, no desayunan nada, excepto mate o tal vez una medialuna y eso a mí no me llena. La primera vez que me ofrecieron una mi primer pensamiento fue: ¿Y no trae aunque sea quesito por dentro? Dios, que marginalidad. Luego comencé a acostumbrarme mejor y de un tiempo para acá la comida no me parece tan insípida. De hecho, el asado, las milanesas y los choripanes (sobre todo los de San Telmo) están buenísimos. Las empanadas también son deliciosas, no tienen la grasa tapa arterias de Venezuela, pero no importa, te acostumbras a ellas y con el tiempo se vuelven parte de tu día a día.

El porteño tiene fama de ser pedante y odioso, pero eso no es del todo cierto. Por lo menos (hasta ahora) conmigo, casi todos han sido amables. No son las personas más cálidas del mundo, pero tampoco te van a tratar mal, digamos que cada quien anda en lo suyo, como debe ser. Eso sí, no te pongas a discutir con ellos sobre política o fútbol porque tienen sus ideales muy marcados y vas a terminar exhausto. Si son ellos quienes inician la conversación y ves que tus opiniones son contrarias, haz como los pingüinos de Madagascar: sonrían y saluden, muchachos, sonrían y saluden.

La Adaptación

Los primeros meses no lloré ni me sentí melancólica por Venezuela, nunca he sido una persona familiar ni apegada a las cosas, de hecho, soy bastante individualista…

O lo era, hasta la semana pasada.

Resulta que mi papá estaba cumpliendo 60 años y yo andaba hormonal. Estuve todo el día llorando y enrollada en las sabanas como un shawarma dando vueltas y moqueando, porque además estaba engripada. Andrés no sabía qué hacer y estaba nervioso. De repente extrañé el calorcito pegajoso, a mis padres, mi hermana, mi casa y poder cocinar en mi propia cocina, a mis amigos, pero especialmente a mi mejor amiga que era mi confidente. Extrañé el sonido de las guacamayas en las mañanas y comerme una empanadita de pollo con malta a donde la señora Gladys. De repente quise transportarme a Venezuela, aunque fuese solo por un día. Y aunque suene algo materialista, extraño mi auto. No es que necesite uno aquí porque el transporte público es excelente, sino que extraño manejar. Extraño esa sensación de acelerar por la autopista mientras escucho AC/DC a todo volumen y el viento me agita la melena. Era mi momento de intimidad, de reflexionar y de sentirme libre. Además, fue mi primer auto y uno siempre establece un vínculo emocional con el primer auto que tiene, especialmente después de haber pasado toda tu vida escuchando Wilfrido Vargas en una camionetica (autobús). Ah, como extraño a Ned Spark.

La moraleja de esto es que no importa que tan fuerte seas, si eres un emigrante, de alguna u otra forma siempre te va a pegar la nostalgia de algo y eso no está mal, somos seres humanos y no pasa nada si echas tu lloradita de vez en cuando. Después de todo, lo que nos ha tocado vivir a los venezolanos no es nada fácil. Y también otra cosa que me parece interesante recalcar es como la vida de alguna forma te da y te quita cosas. Ya no estoy cerca de mi familia, ni mis amigos, pero siento que voy en el rumbo correcto en cuanto a mis metas y sueños personales. Ya no manejo, pero puedo caminar tranquila en las calles y salir a comerme un helado a las 11 p.m si así lo deseo, hay que tener cuidado, como en todas partes, pero el miedo ha ido poco a poco desapareciendo. Ya no estoy en mi casa y la verdad si estamos algo apretados mi novio y yo, pero estamos juntos. En las buenas y en las malas. Estamos decididos a salir adelante, poco a poco, con trabajo, esfuerzo, pero sobre todo paciencia, porque hay que tenerla. Empezar de cero nunca es fácil, pero al menos vale la pena saber que los sacrificios algún día tendrán su recompensa.

En fin, voy a estar haciendo una serie en el BLOG sobre mis experiencias como emigrante. Desde el principio y de forma más detallada. Lo bueno y lo malo. Las sorpresas y las decepciones. Quien sabe lo que nos espera…

¿Me acompañas en esta aventura?

You may also like

37 comentarios

  1. Que bueno que vuelves a escribir, yo también emigre por una oferta laboral que se hizo imposible no tomar, y ciertamente a veces cae la nostalgia pero para adelante como dice Eduardo Marti, los Venezolanos estamos construyendo al nuevo mundo, la Diaspora Venezolana esta regada en los 5 continentes, un.gusto volverte a leer

  2. Hola Alejandra. ¿Cuando te refieres a alguien en uniforme en la Splendid es a un guardia de seguridad o a un empleado de la libreria? Otra cosita, que te parecen los precios de los libros alli en Splendid en particular y en las otras librerias de la zona en general? Te mando un saludito y ánimo, que el exilio no va a ser prolongado. Y por como escribes sé que eres una buena persona.

    1. Hola ¿que tal? Pues en la librería hay empleados pero también guardias atentos a que no se roben ningún libro ya que hay mucho flujo de turistas, ademas de que como mencioné, hay personas que se quedan leyendo y los libros están al acceso fácil de cualquiera, por eso están pendiente. Con respecto a lo otro, me parece que allí están un poco mas costosos, precisamente por el hecho de ser la librería mas turistica de Buenos Aires. Hay opciones mas económicas, por ejemplo, en la feria del libro usado que queda en Plaza Italia, frente a La Rural. Así que es cuestión de buscar otras opciones si tu bolsillo está algo apretado.

      Gracias por leerme y por el saludo. ¡Un abrazo!

  3. Me gusta mucho leer sobre las experiencias de otros venezolanos al emigrar, y me alegra más aún saber que sientes que estas en el camino correcto, conozco a muchos que aún después de varios meses siento en la voz de ellos la duda combinada con no superar haber salido de la zona de confort (en cierta forma extrañan la sociedad venezolana). Sigue así y no le pares a los comunistas, es imposible tratar con ellos.

  4. Hola que tal?, Yo soy de Venezuela y pues he pensado mucho en irme a vivir con mi novio a Argentina pero ambos estudiamos en la universidad Y tenemos la carrera a medias. Pero con tantos paros uno se desespera. ¿Se puede trabajar y estudiar al mismo tiempo?. ¿Que trabajos haces de freelance?

  5. Recuerdo que eras de Caracas y si estoy equivocado de pana mala mía, disculpa xD

    El caso es que me llamo la atención este comentario:

    “Extraño esa sensación de acelerar por la autopista mientras escucho AC/DC a todo volumen y el viento me agita la melena.”

    ¿Acelerar en Caracas? xD

    Buen artículo, me agrada la manera en la que expresas como vives esta nueva experiencia.

    Toma tu RT buen hombre (comentario sexista)
    El mayor de los éxitos

  6. Muchos éxitos para ambos, viví en NYC y se que es extrañar el carro jajaja pero bueno vendrán tiempos mejores. Tu artículo me saco risas y casi lágrimas te felicito. Y pa’ lante!

  7. Muy entretenida tu primera entrega del blog. También soy “emigrante” pero en condiciones muy distintas: estoy en Qatar y vine expatriado y con trabajo bajo el brazo, pero a un ambiente muy distinto al que estamos acostumbrados los latinos. Decidí escribir una bitácora de mi inicio acá, donde estuve solo por un año, porque se me ocurrió que así echaba el mismo cuento una sola vez. “Esperen la próxima entrega” respondía cada vez que me preguntaban cómo me iba o qué contaba de nuevo. Descubrí entonces que esos escritos tenían un efecto balsámico en mí ya que me permitía poner las cosas en contexto y verle el lado humorista al asunto. Algo así como un pequeño realismo mágico. La diferencia es que no me atreví a colgarlas en un blog público ya que abordaba ciertos temas igual que lo haría con alguien de mucha confianza a quien puedes decir cosas políticamente incorrectas sin ningún tipo de consecuencias. Simplemente las escribía y mandaba por email a una lista de amigos cercanos y familiares. Las paré luego de un año primero porque dejé de ser una novedad, segundo porque mi vida entró en una rutina y tercero porque llegó mi esposa, quien sobra decir cargó oficialmente con la culpa de que dejase de escribir.

    Me agradó también que tu entrega me permitió recordar lo hermosa que es Buenos Aires y cotejar tus sensaciones. Si tuviera que definirla en una palabra diría que es una ciudad refinada. Así le decía a mi novia y una amiga una vez que estuvimos ahí en 2009, pero me costaba explicarme porqué la calificaba así, hasta que un día tomamos un taxi y el conductor, luego de preguntarnos por nuestro destino, sintonizó una emisora de música clásica para luego limitarse a conducir civilizadamente y en silencio. “¿Ahora entienden a lo que me refiero?”, le pregunté a mis acompañantes y asintieron.

    Te felicito de nuevo por tu blog y espero no perderme próximas entregas.

    Saludos desde el medio oriente…

  8. Tengo bonitas memorias de Buenos Aires aunque solo pase una semana por alla en plan turista. La gente es eduacadisima: Estuve 5 minutos hablando de la situacion economica con un homeless que pedia en la calle y la verdad parecia universitario (cierto, no tuve el valor de preguntarle). Ahora tengo un año en Chile y si, emigrar es dificil pero hay que tomarle lo bueno. La nostalgia, con la tristeza sobreañadida viene en rafágas violentas precedida por cosas intrascendentes que la disparan sin previo aviso; lo bueno es que no dura demasiado, y uno sigue. Buena suerte amiga.

  9. Qué bueno que vuelvas a escribir! También he pensado emigrar a Argentina pero llevo la carrera de Economía a medias. Sabrás si en la UBA hacen equivalencias? Quizás conozcas a alguien que haya hecho el proceso. Gracias por tomarte el tiempo de leer. Saludos!

    1. Hola, Ariana. Gracias por leerme!

      La UBA hace equivalencias pero primero debes hacer un ciclo básico llamado CBC Universidad de Buenos Aires. Te aconsejo que les escribas a su correo que esta en su pagina y allí también encontrarás toda la información correspondiente.

      Un abrazo!

  10. Mi niña me encanta leer tus historias porque son frescas, simpáticas y entretenidas, me da gusto que hayas retomado, y saber de tu experiencia en Buenos Aires, esperaré tu próxima post… besos y la bendición!!

  11. Me hiciste sentir, alegre y triste al mismo tiempo ya me.paso lo mismo y eso que ya tengo 5 años en Panamá, estoy con mi esposa que es lo mejor que me ha pasado en la vida, pero es increíble cómo siempre añoras y extrañas…. Saludos y abrazos, éxitos en tu blog.

  12. Te felicito por tu post, da gusto leerlo. Me siento muy identificado porque también estoy acá con mi esposa desde el año pasado y también soy programador. Nadie dijo que es fácil pero tampoco imposible. Mi consejo, mucha paciencia y no desesperar, más pronto que tarde sentirán que todo valió la pena. Con respecto a lo que comentas del alquiler y garantía propietaria, les recomiendo buscar alquilar con dueños directos, y ofrecer (si está en sus posibilidades) meses de depósito por adelantado, al menos eso te lo regresan al final del contrato. También están los seguros de caución (Finaer, GAPP, entre otros). Con un poco de suerte si se puede conseguir rentar algo cómodo y accesible sin garantía. A parte de Internet, busquen también en el periódico (por ejemplo el Clarín).

  13. Excelente tu blog, gracias por compartir tu experiencia! Una pregunta, que tal estan las ofertas laborales para ingenieros en argentina?

    1. Hola, José! Gracias por comentar!

      Los Ingenieros son los mas demandados aquí ya que hay mucha oferta porque acá estudian mas enfocados a las humanidades. Así que buenas posibilidades hay!

      Un abrazo

      1. Aunque te llevo algunos años, me gusta la forma como escribes y me impresiona la madurez de tus escritos. Estoy en el punto de decidir emigrar, solo en primera acción y luego llevarme a mi familia. Argentina me parece un buen destino, Chile tambien. De corazón me quedo con argentina pero por conveniencia Chile parece mejor. Les deseo mucho éxito a ambos

  14. Excelente relato, entretenido.
    Talento tienes, así que a sacarle punta y para adelante.
    Excelente también por su iniciativa y sus ganas de echarle pichon a la vida, en este caso, pues fuera de Venezuela.
    Y Con todo respeto, pienso que hay mucho trecho en eso que dices de, “no tuvimos elección, Venezuela nos empujó a esta circunstancia”, y lo digo porque muchos otros hemos decidido seguir en Venezuela, más allá de la realidad de país, muchos hemos decidido quedarnos a echarle pichon aquí, entonces pareciera que esa parte como que toca meditarla, y OJO, sin aluciones por favor, no es que piense que este mal o bien el irse o el quedarse, solo que, pienso y creo que es más fácil ver y aceptar las cosas de una manera más simple, tan simple como que son decisiones que cada quien toma, buenas o malas, fáciles o difíciles, al final, más allá de las circunstancias que a cada quien le toca vivir, creo profundamente que lo crucial y lo relevante esta en ese poder de DECISION que todos tenemos.

  15. Excelente me encanto tu escrito! Soy venezolana viviendo en miami actualmente pero con fuertes deseos y planes de volver a venezuela, tengo tres meses aqui (casi 4) y vivo con familiares,mis padres estan en venezuela y actualmente no tengo trabajo lo que hace que mi situacion sea mas dificil, deje mi carrera deje todo y no se que hacer porque no quiero volver a Venezuela,pero estar sin trabajar significa dejar que me mantengan mis tios(que es con quienes vivo) situacion que no es facil de aceptar, que me recomiendas? algun consejo? Gracias de ante mano..

    1. Hola, Haydelis! Gracias por escribirme y tomarte el tiempo de comentar tu inquietud.

      Yo te recomendaría que luches allá y no te regreses a Venezuela todavía, ya que la situación está muy complicada. Emigrar al principio nunca es fácil y a veces puedes estar mucho tiempo sin trabajar, pero no te rindas. Estoy segura que algo hay para ti, es un buen momento para evaluar cuales son tus habilidades y explotarlas al máximo. Estas en un país de muchas posibilidades y muchos quisieran tener la opción que tienes.

      Un beso y el mayor de los éxitos para ti y tu familia 🙂

      Animo!

  16. Great blog! Do you have any tips for aspiring writers? I’m planning to start my own site soon but I’m a
    little lost on everything. Would you recommend starting with a free
    platform like WordPress or go for a paid option? There are so many options out there that I’m
    totally overwhelmed .. Any ideas? Kudos!

  17. Excelente sobrina. Esa experiencia te ayudará a madurar aun mas. Cada paso, cada situación te hacen mas fuerte antes las adversidades. Espero sigas escribiendo en tu blog, para saber de ti. Un beso para ti y un abrazo para Andres . Continúen luchando

  18. Hola, te felicito por tu decisión y por tu relato. Como tú, próximamente iré al exterior con mi esposa. Uno a trabajar y el otro a estudiar. Definitivamente es momento de buscar nuevos retos y motivaciones en algún otro lugar.
    Te deseo el mejor de los éxitos. Te seguiré leyendo. Son muy interesantes tus relatos y reflexiones. Yo también tengo un blog (recién empezado) por si estás interesada en leer otra cosa: http://partirpensaryvivir.wordpress.com
    ¡Saludos y éxitos!

  19. Hola muy interesante tu escrito, describes muy bien a la ciudad de Buenos Aires que tuve la oportunidad de conocerla en mi viaje de luna de miel, he querido regresar nuevamente y esta en mis planes hacerlo, un abrazo y mucha suerte desde Valencia-Venezuela

  20. Holaa chama enserio me gusta como escribes 🙂 esperare tus futuras historias xD, q bueno q a pesar de es difícil estar afuera pues vas tomando tu rumbo, yo estuve en México durante 3 años pero me tuve q regresar a vzla por cosas q pasaron y ahora voy a intentarlo de nuevo pero esta vez en Chile desde cero, creo q lo mas importante es nunca dejar de intentarlo… en el momento q te paras pues pierdes… y con respecto a la persona q te dejo el comentario envidioso pues no le pares jaja no saben lo espectacular de tener a alguien al lado que comparta tus metas y demás 🙂 !

  21. Hola, Alejandra. Hace poco empecé a leer tu blog y seguirte. Gracias por contar todas estas experiencias, son de mucha ayuda. En noviembre me voy a vivir a la ciudad de La Plata especificamente. Me encantaría que hicieras un blog de cómo fue tu experiencia inscribiendote en la UBA y ya estando allí y teniendo un trabajo la vez. Veo que te preguntan mucho sobre el tema de la Universidad.

    Saludos. Excelente tu blog.

  22. Hola, Alejandra excelente y agradable blog . Continúa escribiendo con tu frescura y manera de abordar las vicisitudes como experiencias a superar teniendo en mente que todo es crecimiento y que todo es posible. Un Saludo y un abrazo de mamá no soy joven pero te sigo viendo tu superación.

    1. Muchas gracias por tus palabras y por tomarte el tiempo de leer, esta clase de comentarios me inspiran a seguir haciendo lo que hago. Un abrazo enorme desde este lado del mundo 🙂

  23. Hola, Alejandra. Me encantó tu blog. Te felicito por dar esos grandes pasos que aunque no son fáciles son necesarios para avanzar. Me gustaria preguntarte si no es mucha molestia: ¿En qué año o semestre de carrera vas de Comunicación Social alla en Argentina?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *